El Catalejo. The Blog de David

Algunas vueltas de la vida, en algunas palabras.

Musas y Elegidos.

 

 

Fotor0621131533La inspiración esa diosa que toca con vara mágica a los creadores, siempre ha partido de diferentes hechos y estados de ánimos para ir creando una memoria artística a través de la historia de la humanidad en todas sus manifestaciones. Gracias a esos momentos hemos podido disfrutar de hermosos obras que muestran todas las gamas de sentimientos que puede albergar el ser humano y uno de esos instantes queda reflejado en esta joya creativa.

“Candilejas”. Un viejo payaso  llamado Calvero (Charles Chaplin), en plena decadencia y alcohólico, acoge en su casa a una joven atormentada a la que salva cuando ésta se va a suicidar, intoxicada con gas. Tras el accidente la muchacha sufre un trastorno psicológico que la hace creer estar paralítica. El cómico intentará que la joven Thereza (Claire Bloom) vuelva a caminar y recupere su afición por la danza. Juntos consiguen que Terry, como la llaman los pocos allegados que le quedan, triunfe en el ballet unos pocos años después, pero Calvero siente que su tiempo ya ha pasado, como queda patente al ser rechazado por el público en su regreso a los escenarios.

La trama se sitúa en Londres durante la Primera Guerra Mundial. Con marcados tintes autobiográficos, mucho simbolismo, un guion perfectamente redactado y una magistral partitura original destaca por la mixtura entre comedia y drama a lo largo del film.

Aunque Thereza profesa un gran amor por Calvero, la rechazará por estar consciente de que una mujer joven no puede estar con alguien como él. Esta situación se agravará con la llegada del Capitán Neville, el joven pretendiente de Thereza. Un momento culminante de esta obra es reflejado magistralmente cuando Thereza es contratada y Calvero queda solo en un escenario en el que se apagan una a una las luces.

Lo que queda más claro, según muchos conocedores, es que en “Candilejas”, Chaplin había asumido su vida. La banda sonora de la película, compuesta por el propio Chaplin y arreglada por Ray Rasch y Larry Russell, es considerada entre las mejores partituras de la historia del cine. En 1973, 21 años después, Charles Chaplin recibió su único Oscar competitivo por esta magistral melodía, a los 83 años de edad.

Video: Candilejas. Tema original del filme homónimo en http://davidser66.blogspot.com/2014/06/musas-y-elegidos.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 21, 2014 por en Actualidad, Cine, Cronicas, Cultura, Escritores, Opinión, Periodismo. y etiquetada con .

Entradas y Páginas Populares

A %d blogueros les gusta esto: