El Catalejo. The Blog de David

Algunas vueltas de la vida, en algunas palabras.

La Música Popular, en la Cuba de los Setenta. “Los Reyes 73”

reyes 73

 

Aquella convulsa década de los 70 en el mundo y en la isla, también iba marcada por el panorama de la música popular bailable en Cuba, era la época en que la gente formaba grandes tumultos en aquellas pistas bailables para disfrutar de aquel boom musical, que estuvo marcado en esa primera etapa por la irrupción de Los Van-Van, de Juan Formell; Irakere con Chucho Valdes; Ricardito con Los Latinos; y La Orquesta La Monumental con sus éxitos “El Mechon” Y “El Majá”. Además El Conjunto Rumbavana, y La Ritmo Oriental. Pero dentro de ellas se destacaba una orquesta que no ha tenido todo el reconocimiento que se merece, por lo innovador de su sonido al mezclar lo cubano con ritmos norteamericanos de entonces. Me refiero a: Los Reyes 73.

 

Con sus emblemáticos cantantes Ricardo Eddy Martínez y Miguel Ángel Rasalps (El Lele) esa, es una etapa brillante de Los Reyes. Lele funcionó bien, fundía el rock con la rumba, en una especie de “fantasía” rumbera. Era un artista con mucho carisma. Ellos impusieron grandes temas como: “Baila que baila” (Mañe Mañengo), “Sin libertad no hay arreglo”, “Los pasteles”, “A la fiesta de los bombones no van los caramelos”, “Grandes amigos”; y “Cirilo y Clara”, otro de sus grandes éxitos.

 

Así en aquellos calurosos meses de verano, eran miles los que bailaban junto a Los Reyes 73 acompañados por una perga de cerveza en mano, adquirida después de una extenuante puja en los complicados termos de cervezas que también por esa época irrumpían en el panorama cubano, casi como única opción de poder disfrutar de la llamada “Fría” en alusión a la refrescante bebida. En aquellos tiempos existía en La Habana un lugar muy popular, se trataba de los salones de la Gran Cervecería La Tropical y La Polar, en la avenida 51 de la capital cubana, también conocida como Puentes Grandes, y presentarse ahí y llenar el lugar era estar pegao de verdad, y los Reyes 73, lo hicieron muchas veces.

 

Los Reyes comenzaron en el programa de Radio “Fiesta en el Aire’, en 1962. Su primer director fue Santiago Reyes (baterista). Los arreglos los hacía el pianista Nacho Herrera.  El grupo comenzó como un combo. En 1970 comienza a cantar José Valladares que pone de moda aquello de “Ni la casa, ni yo”. También difunde los temas: “Ves, Así es la vida”, “La chica de la calle 13”, “Vamos caminando”, y “El Huésped”. La llegada de Lele que causa baja de Los Van Van en 1972 y entra en Los Reyes, al año siguiente, motiva que le cambian el nombre por Los Reyes 73. En ese momento dirige Mario Valdés, bajista. Es un periodo de oro de la orquesta. Sin dudas lo hecho por Los Reyes 73, en esa etapa de Lele que se extiende hasta 1978, merece, que se les vuelva a escuchar y reconocerles el lugar que verdaderamente ocuparon en la música popular bailable.

 

Aquí Puede apreciarse uno de los innovadores temas de los Reyes 73, para esa época, titulado ” Baila que Baila”, de Ovidio Guerra, que posteriormente fue versionado por José Alberto ” El Canario”  con La Típica 73, en Nueva York.  En mi opinión la versión original de los Reyes 73, es superior.

 

 

 

 

Anuncios

4 comentarios el “La Música Popular, en la Cuba de los Setenta. “Los Reyes 73”

  1. después de la media rueda
    agosto 10, 2014

    Muy bien, David. Intentar rescatar a los Reyes 73.
    Algo aparecerá y podremos disfrutar de su música y echar un pasillito sin cerveza de pipa, pero divertido aunque lejos de los Jardines de la Tropical.
    Más que una pena, es una vergüenza que no haya nada de ellos por ahí.
    Gracias, otra vez.

    • En You Tube, aparecen algunos temas de Los Reyes 73. Te propongo escuchar ” Baila que Baila”, donde fusionan de manera espectacular la Música Cubana con el Funk y el Rock. Quizás muchos ni cuenta se dieron de lo adelantados que estaban, o quizás otros si, entre ellos los oficialistas y su paranoia política que en esa etapa se vivía intensamente en la Isla pudieron haber afectado el verdadero valor de su obra en ese momento, desde el punto de vista de darles la consideración y el respeto que se merecían. Pero el tiempo lo pone todo en su lugar.

      Ahh tambien les propongo escuchar “Cirilo y Clara”.

  2. Roger
    septiembre 7, 2016

    Espectacular. Que recuerdos. Cirilo y Clara se fueron de luna de mil para mi ciudad, como la extraño desde Puerto Rico.

  3. harold cuesta hernandez
    octubre 9, 2016

    muy bueno , recordar es del,ver a vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas y Páginas Populares

A %d blogueros les gusta esto: