El Catalejo. The Blog de David

Algunas vueltas de la vida, en algunas palabras.

Las Tribulaciones de un Cerdo, Unas Cabezas de Pescados Y Un Otorrino-Comprador.

 

Fotor0619135644

La crianza de uno o más cerdos, es algo rutinario en la vida de muchas familias cubanas, ante la falta de una estructura sólida en granjas. Así una porción  importante de la cría está en manos de las individualidades que por lo general tiene uno para el consumo familiar y el otro, o los otros, para venderlos y poder alcanzar a reunir algún dinerito que solucione una prioridad. Para ello hay que hacer un esfuerzo colosal en busca del alimento conque engordar un puerco. Por eso hay que intentar que la ceba salga lo más rentable posible, pues el pienso y el maíz poseen precios exorbitantes. Son pocos los Chanchos que se pueden dar el lujo de masticar o saborear tales productos, poder hacerlo es comparable a como si ese cerdo fuera hijo de una familia de clase alta y ostentadora.

El Cerdo del pobre no se puede dar esa vida y tiene que comer lo que aparezca. Por ello se acude en muchos casos a todo tipo de alimentos y es común ver los vecinos con una lata enganchada en la bicicleta buscando casa por casa, lo poco que pueda sobrar en cada vivienda y así ir asegurando una mezcla de cascaras de plátanos, yucas y boniatos, lo más común que se encuentra, con algún poquito de arroz o frijoles que a la vecina se les olvido guardar en el refrigerador y se le fermentaron.  Así pacientemente se logra acopiar una mezcla de mil cosas llamada sancocho que servirá como nutriente del animal.

Pero el ingrediente mágico que le garantiza las calorías necesarias a un puerco, son las cabezas de pescado y otras partes del pez que nadie aprovecha . Por tanto las cabezas y espinazos de Tilapias, Clarias, Tencas u otros son muy ansiadas por un criador de puercos que busca rentabilidad. Casi siempre al criador gusta vender su puerco vivo a un revendedor, tomar todo su dinero junto, y dejar que sea el intermediario quien se encargue de su  proceso de comercialización final en una tarima, y así todo el mundo gana, entre ellas una nutrida comunidad de moscas que deben tener el colesterol por las nubes, pues encuentran en dicha carne una fuente de nutrición y descanso que solo les es interrumpido por un manotazo del vendedor sobre el mostrador, cuando se acerca algún cliente y ellas tienen que volar, hasta tanto todo vuelva a la normalidad.

El revendedor nunca pierde, pero debe tener en cuenta algo clave; que la carne de puerco no sepa a pescado. Ya sabemos que dicho ingrediente es uno de los factores de crecimiento del cerdo de una familia pobre, y como muchas veces el criador no cumple con aquella premisa de que el puerco que sea criado con desperdicios de pescado, debe ser remitido a un proceso de desintoxicación de tres meses con otros alimentos, para que no queden rastros del tufo al consumir sus carnes, es que cada puerco es sometido a un método muy peculiar para saber si su carne sabe a pescado. Ese es uno de los momentos cumbres para dar por hecha una transacción. Aquí el comprador del cerdo no puede fallar. Entonces el comprador-laboratorio extiende su mano como si fuera un avezado otorrino, pone la cabeza del cerdo ante sí, le levanta la guataca y le introduce su largo dedo que le retuerce una  y mil veces en    el tímpano al pobre animal  que parece gritar: <ayyy mamacitaaaa>. Una vez que el comprador-laboratorista siente que su uña tiene la cantidad suficiente de cerilla, la lleva a su nariz y tras varias y profundas olfateadas, dará su visto bueno. Si la cerilla no huele a pescado, la compra-venta, está hecha.

En Caso de ocurrir lo contrario y la cerilla dar positivo de que huele a pescado, entonces el dueño del animal tendrá que esperar otras semanas y seguir con el proceso de desintoxicación para un nuevo examen. Pero como todo es posible en este mundo, pudieran correr los días correspondientes a mediados de abril y el criador aprovechar la oportunidad de proponerlo, sin que esto constituya un sacrilegio, como puerco-pescao para la semana santa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas y Páginas Populares

A %d blogueros les gusta esto: